Lugar

Lugar.

La pareja se unió con los arquitectos Juan Pablo Serrano y Rafael Monjaraz. Paso a paso diseñaron el concepto con elementos sensoriales: fuego, agua, aire y sonido, destacando la combinación de materiales como madera, mármol y acero; con elementos decorativos de la naturaleza como un majestuoso cuadro viviente formado de gran variedad de flores y plantas de la temporada. En su búsqueda por lo natural, la pareja rescató un pirul abandonado que adaptó de manera original como una escultura con función de recepción.


El restaurante se compone de dos niveles y cuenta con una terraza al aire libre adornada por una escultura compuesta de 4289 piezas de arena silica colocadas una sobre otra creando una serie de columnas sumergidas en agua. En combinación con una pared de podicarpus. La terraza tiene por objeto ofrecer un ambiente único bajo sol, la luna y las estrellas.